Dermatitis seborreica

Dermatitis seborreica

 

La dermatitis seborreica es una enfermedad crónica caracterizada por zonas eritematosas o rojizas con una leve descamación superficial. Está muy asociada a la presencia de un género de hongos conocido como Malassezia (antes llamado Pytosporum ovale) aunque también está relacionada con la sobreproducción de sebo. 

Esta es una enfermedad frecuente, que  afecta a un 2-5% de la población mundial. A pesar de que es ligeramente más frecuente en hombres, el factor epidemiológico más importante es la edad, donde presenta dos picos: el primero es en los bebés a quienes puede afectar los primeros meses, y el otro va más allá de la cuarta década de vida.

Por otro lado, es importante recordar que puede estar asociada a otras patologías inmunosupresoras, especialmente el VIH en quienes las lesiones son más extensas y difíciles de tratar. Es una alteración crónica pero controlable con tratamiento dermatológico.

¿Cómo sé si tengo Dermatitis Seborreica?

Si bien las características son similares, las zonas donde aparece la dermatitis, también conocidas como zonas seborreicas pueden variar según sea un adulto o un niño el afectado. La identificación de esta enfermedad se basa en unos parámetros clínicos :

  • Presencia de parches o placas finas las cuales pueden ser rojizas (o eritematosas) o inclusive más amarillenta, con escamas blanquecinas o levemente amarillentas.
  • Predilección por las áreas ricas en glándulas sebáceas.
  • Un curso leve, con poca o moderada incomodidad.

A pesar de estos tres puntos clave, como mencionamos anteriormente, las cosas pueden ser un poco diferentes dependiendo de si se trata de un niño o un adulto. A medida que vamos creciendo, las áreas con mayor cantidad de glándulas sebáceas se van alterando, por tanto, es normal esperar que la aparición de los parches o placas sean en lugares diferentes. Analicemos un poco más esto.

Dermatitis Seborreica Infantil

En primer lugar, es necesario destacar que puede aparecer incluso una semana después del nacimiento y persistir durante varios meses. Las regiones sebáceas o seborreicas son bastantes diferentes a la del adulto. Para empezar, una de las más frecuente es el cuero cabelludo, pero a nivel de las fontanelas.

En principio son escamas grasosas, provenientes de una pequeña placa amarillenta. A medida que se extiende por todo el cuero cabelludo, la inflamación y el exudado que acompaña a esta patología transforman a la pequeña alteración en una gran placa delgada que cubre casi toda la cabeza.

Además, puede que se observen otras regiones afectadas, como el cuello, la región retroauricular, las axilas, los pliegues inguinales, etc. Por último, es posible que las lesiones de dermatitis seborreica se sobreinfecten con bacterias (como el estreptococo) o incluso hongos (como la cándida).

Dermatitis Seborreica del Adulto

En los adultos, la localización más frecuente es en el cuero cabelludo y en la cara, aunque con una intensidad mucho más leve. Además, algunas veces es probable encontrar la dermatitis en la región torácica superior ,en pliegues o en región genital.

En las formas más leves, las personas suelen acudir al dermatólogo porque observan escamas no sólo en su cuero cabelludo, sino sobre la ropa -la famosa caspa-, especialmente cuando visten colores oscuros. Normalmente, no hay una inflamación o irritación significativa, sino que los síntomas no van más allá de la descamación .

Cuando progresa, aparece la inflamación y el prurito (comezón) aparte de la descamación. Lo más afectado suelen ser las regiones parietales (a los lados de la cabeza), aunque es probable observar un patrón difuso. Justo en la frente, por debajo del borde de implantación del cuero cabelludo, es probable encontrar una línea o demarcación blanquecina que lo sigue.

En cuanto al prurito, este pudiera ser muy intenso, dependiendo del paciente. Es necesario resaltar que estos síntomas pueden variar dependiendo del tipo de piel de la persona, dado que algunas son más sensibles a la irritación.

 

¿Por qué tengo Dermatitis Seborreica?

Hay varias cosas que nos hacen más propensos a sufrir  esta patología, resumimos los factores de riesgo  en estos puntos breves:

  • Climas muy fríos o calientes.
  • Condiciones que aumenten la secreción de sebo o la piel grasa.
  • Escasa higiene corporal.
  • Productos inadecuados para el cabello o la piel.
  • Estrés.
  • Estados de inmunosupresión.

Ahora bien, no sólo se trata de la presencia de estos factores. La patogénesis de la Dermatitis Seborreica también responde a otros aspectos más allá de la sobreproducción de sebo, y el más importante es la presencia de la Malassezia.

Durante muchos años se ha vinculado  este hongo con el desarrollo de la enfermedad, y es que se ha confirmado su presencia en casi todos los casos de dermatitis seborreica. Sin embargo, el mecanismo por el cual es capaz de desarrollar la enfermedad no está lo suficientemente claro. Hacia donde más se dirigen las teorías es a mecanismos pro-inflamatorios que inducen la hipersecreción de sebo.

Aun así, lo importante es que la eliminación de este microorganismo (a través de los medicamentos) ha demostrado una importante mejoría de los brotes de la enfermedad, por tanto, está fuertemente vinculado a esta patología -como causante- y que es necesaria su erradicación.

 

 

Solicite Consulta

Solicítala Ahora

RESERVAR

Vídeo Consultas

Solicítala Ahora

RESERVAR

Diagnóstico y tratamiento:

¿Cómo se Diagnostica?

En la gran mayoría de los casos, su dermatólogo hará el diagnóstico por las características clínicas. En pocas ocasiones, se empleará dermatoscopia para diferenciarlo de otras posibles enfermedades que podrían confundirse, como la Psoriasis, sin embargo, el diagnóstico no requerirá de ninguna prueba o test especial.

Raramente, cuando el especialista asume o considera que existen características clínicas llamativas, pudiera que indicara otras evaluaciones para descartar la presencia del VIH o algún otro estado de inmunosupresión. Aun así, esto es bastante infrecuente.

Tratamiento – Devolviéndole la salud a mi piel

En primer lugar, como mencionamos desde el inicio, esta es una enfermedad crónica y recidivante, la cual no tiene cura definitiva, pero es bastante controlable, hasta el punto en que la mayoría de los pacientes sólo recurren nuevamente al tratamiento cuando están bajo síntomas agudos de la enfermedad.

El tratamiento se basa en una serie de medicamentos que pueden o no ser combinados. Es necesario destacar que la única persona que puede indicar la terapia apropiada es un dermatólogo, dado que las concentraciones y combinaciones varían de paciente en paciente.

En los niños, usualmente se utilizan baños y algunos emolientes. Es probable que se indique el Ketoconazol, o algún otro antifúngico para casos más delicados. Del mismo modo, el especialista pudiera añadir corticoides leves para aplacar la inflamación e irritación.

En el adulto, lo más frecuentemente indicado son las cremas o champús que contengan antimicóticos (como el ketoconazol). Puede que se usen cremas o preparados mixtos que también incluyan corticoides. Otros agentes para el cabello pudieran incluir emolientes u otras sustancias especiales para combatir la enfermedad.

 

También se usan con frecuencia fármacos inmunomoduladores como el tacrólimus o pimecrólimus en cremas o pomadas.

En última instancia, podrían utilizarse los antifúngicos orales, aunque la evidencia es bastante limitada. Aun así, siempre debe estar bajo la vigilancia del dermatólogo, dado que los efectos de estos medicamentos deben ser observados de cerca (así como la respuesta de su piel a ellos).

Post Relacionados

Crioterapia. ¿Qué esperar de este procedimiento?

Crioterapia
quemar verrugas

Ver más →

Dermatitis atópica:

Tabla de contenido1 ¿Qué es la Dermatitis atópica? 2 ¿A quién afecta?3 ¿Cómo se diagnostica? 4 ¿ por qué se produce La Dermatitis atópica?4.1 Desencadenantes:5 Enfermedades asociados: …

Ver más →

Acné: Todo lo que deberías saber explicado por dermatólogos

Información completa del acné para pacientes. Manifestaciones, clasificación, causas y tratamientos.
Aprende sobre el acné y trátalo a tiempo.

Ver más →

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
Abrir chat